· Publicado en Participación en Redes y Alianzas

Las alianzas municipales refuerzan el trabajo de la AECID y los municipios ecuatorianos tras el terremoto

Las alianzas municipales refuerzan el trabajo de la AECID y los municipios ecuatorianos tras el terremoto

Así lo relata la memoria audiovisual que relata los aportes de distintos/as especialistas en políticas municipiales, que durante dos años, en acciones puntuales, han reforzado las intervenciones que se ponían en marcha desde a Asociación de Municipios Ecuatorianos, con el apoyo de la cooperación española. El FAMSI también ha formado parte de distintas iniciativas de asistencia técnica desde el inicio del proceso. Aquí puedes ver el video.

La catástrofe se iniciaba el 16 de abril de 2016 a las 18:58 horas. Las parroquias de Pedernales y Cojimíes del cantón Pedernales, en la provincia ecuatoriana de Manabí, eran el punto en el que se situaba el epicentro de un movimiento sísmico con una magnitud de 7,8. Según la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, más de un millón de personas se vieron afectadas por el terremoto.

El FAMSI, por su parte, puso en marcha una campaña orientada a la reconstrucción que un año después de su inicio  ya había logrado alcanzar la cifra de 300 mil euros aportados por las diputaciones, ayuntamientos y mancomunidades socias.

Sin embargo, el trabajo se amplió facilitando el asesoramiento de especialistas municipales andaluces/zas en distintas acciones incluidas en el trabajo que puso en marcha la Asociación de Municipios Ecuatorianos, con el apoyo económico de la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo, AECID. Ahora, finalizadas las acciones, un audiovisual recoge los testimonios de quienes han participado en algún punto del proceso, desde las autoridades ecuatorianas hasta los especialistas de ámbito internacional, entre quienes se cuentan varios técnicos de la cooperación descentralizada español. En el audiovisual participan Claudio Rodríguez, especialista en urbanismo de la Diputación de Huelva, y Antonio Retamero, especialista en Desarrollo Económico Local y Rural.

Una reconstrucción que ha permitido la modernización de planes municipales

Recuerda Rafael García, coordinador general de la Cooperación Española en Ecuador, que tras el terremoto hubo intervenciones de emergencia que "trataban de paliar y atender a los damnificados a través de ayuda humanitaria", después se apoyaron la reconstrucción y otros elementos, y por último se identificó una línea de colaboración entre las municipalidades y las instancias descentralizadas de España y Ecuador sobre todo para trabajar en la mitigación de los daños que estas catástrofes pueden ocasionar.

Verónica Guzmán, directora Nacional de Cooperación de la Asociación de Municipalidades Ecuatorianas relata cómo desde hace dos años, de forma conjunta con la cooperación española, se vio la necesidad de dar apoyo a los  Gobiernos Autónomos Descentralizados Municipales, GADs, afectados por el terremoto. "En ese año - recuerda Guzmán -, se trabajó en Atacames y Pedernales para crear instrumentos que les permitiera hacer viable su trabajo".

En materia de Planes de Uso y Gestión, realizaron un diagnóstico de todos los municipios de Esmeraldas y Manabí que sufrieron los efectos del terremoto; de este modo conocieron cómo estaban sus planes de ordenamiento territorial y qué capacidad tenían para llevar adelante sus planes de uso y gestión del suelo. Una de las asistencias técnicas realizadas se orientó a facilitar la realización de los planes de uso y gestión del suelo de los municipios de Pedernales y Atacames.

La alianza entre la AECID, la AME y el resto de organizaciones que apoyan el trabajo, les ha permitido unificar todas las normativas vigentes y unificarlas, delimitar el límite urbano y rural, y crear nuevas normas para minimizar los riesgos en caso de catástrofes.

En palabras de Claudio Rodríguez, especialista en urbanismo de la Diputación de Huelva, “era muy importante que se empezaran a adecuar y conseguir herramientas que hagan posible el trabajo de ordenación urbanística; planos de riesgo o planes catastrales que eran escasos o poco rigurosos”. Es uno de los técnicos que han participado en el trabajo de asistencia técnica a una iniciativa que, desde la Asociación de Municipios Ecuatorianos, consideran clave para la futura prevención de riesgos. (Mn. 3:28)

En materia de agua potable y saneamiento, un Plan de Mejora ha articulado los programas, proyectos, fuentes de financiación y responsables que permitan mejorar la gestión de agua potable y alcantarillado de Pedernales. Es uno de los diez planes aprobados a nivel nacional, habiendo elaborado una metodología para el Desarrollo Turístico, a través de la elaboración de un Plan. Aquí han tenido un papel relevante las aportaciones de técnicos/as españoles/as. Entre otros, Antonio Retamero, experto en Planificación para el Desarrollo Territorial. En palabras de Retamero “el taller organizado por AECID y AME dirigido a los técnicos especializados en turismo, trató de transmitir la necesidad de planificar el desarrollo turístico en los cantones, así como acerca de la metodología a aplicar en esta planificación”. (Mn. 8:28)

En cuanto a los resultados, en el marco del proyecto se han desarrollado cuatro productos, que servirán para el fortalecimiento de capacidades: elaboración de planes de uso y gestión del suelo, de planes de emergencia cantonal, planes para reasentamiento poblacional y para la consolidación para la elaboración de desarrollo turístico cantonal.

Con este proyecto, el FAMSI quiere contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible:
 
 Objetivo 6. Garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos.
 
Objetivo 11. Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.
 

 Objetivo 13. Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.
 
Objetivo 17: Revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible.
>center

Secciones